Yoga para perros

El Doga o yoga para perros, es una tendencia en crecimiento. Los que la apoyan dicen que tiene beneficios para la salud del perro y ayuda a reducir el estrés de los dueños de los perros - al mismo tiempo que proporciona un poco de tiempo a la vinculación.

Yoga para perros

Pero a los detractores les preocupa que es una moda que genera una mala imagen a un arte antiguo. Antes de tomar una clase de yoga para perros puedes averiguar de lo que realmente se trata.

¿Qué es el Doga o yoga para perros?

En las clases de yoga para perros los dueños ayudan a sus perros con la realización de versiones de posturas del yoga clásico, como "la pata hacia arriba" que sería el "saludo al sol". Los seres humanos utilizan sus mascotas como una fuerza adicional para sus propios estiramientos. Las clases también pueden implicar la realización de masajes en sus perros y la acupresión para garantizar la relajación.

Ejercicios de yoga para perros

¿Están los perros realmente hechos para el yoga? Puede parecer extraño, pero realmente nuestros amigos caninos suelen hacer comunes posturas de yoga en su vida cotidiana. Sin ir más lejos, la postura del Perro Boca Abajo, pero además hay otras poses estándar para los perros que incluyen:

  • Postura Chaturanga en la que los perros se encuentran apoyados sobre su estómago, mientras que alguien les acaricia la espalda.
  • Postura Presidente en la que los perros se sientan sobre sus patas traseras con sus patas delanteras en el aire mientras alguien detrás de ellos los mantiene erguidos.
  • Postura Savana de relajación en el que los perros se encuentran tumbados sobre la espalda, mientras que alguien les frota su vientre.

Beneficios del Doga

El yoga para perros no sólo va a ayudar en calmar y relajar a la mascota sino que también puede ayudar en la digestión mediante el masaje que se le da en la clase, lo que ayuda a bajar su presión arterial. Del mismo modo, que las actividades de grupo ayudan a los niños, compartiendo juego, el Doga también puede ayudar a enseñar a la socialización y ayudar a calmar los perros con problemas de comportamiento.

Doga para perros

Pero los beneficios no son sólo para los animales domésticos. Ayuda a relajar a los dueños humanos y el compañero cooperativo de Doga puede añadir un poco de empuje extra a la rutina. Añaden fuerza y peso extra, lo que supone una profundización en los estiramientos, ayudando a acercarnos a nuestro amigo, tanto física como emocionalmente.

Desventajas de Doga

Muchos devotos del yoga creen que tanta diversión y juego podrían suponer una desventaja. Algunos piensan que puede ser una moda que resta valor a la belleza de una práctica de otra manera seria. Además, mientras que existen clases de doga, en realidad no hay ninguna certificación oficial de instructores de Doga.

También está el hecho de que los perros no saben realmente lo que está pasando (al menos no al principio). Ellos pueden ladrar, distraerse, distraer al dueño y a los compañeros participantes. Y la distracción realmente anula el propósito del yoga, ¿verdad?. Algunos perros incluso, pueden estar simplemente desinteresados al completo por la clase.

Como hacer yoga para perros

Mientras tu y tu perro podéis ambos beneficiaros de los estiramientos y las técnicas de relajación del doga, quizás la cosa más importante que obtendrás mediante el ejercicio con tu mascota es la calidad de tiempo que pasas con él. Incluso si a tu perro sólo le gusta que le frotes el vientre o disfruta sentado en la colchoneta mientras practica sus propias técnicas, está presenta la vinculación con tu animal. Se cree que cuando te relajas, el perro lo percibe en su comportamiento y olfato, y eso le calma. Finalmente, tu perro podría beneficiarse del yoga sólo por ver que tú lo haces.

Si todavía estás dudoso acerca de ir a una clase de doga, comienza con un vídeo estándar de yoga para perros en tu propia casa, lo que te permitirá ver a qué medida avanza tu perro a través de los ejercicios. Anímalo a estar cerca, frotando su vientre o acariciando su cabeza entre movimientos. Una vez que esté cómodo con eso, puedes inscribirte en una clase de yoga para perros y llevarlo. Pero es muy aconsejable no inscribirse en más de una sesión hasta que se esté seguro que el perro va a participar.