Yoga para la fertilidad

¿Cómo ayuda el yoga a la fertilidad?

Han sido desarrollados estudios de yoga para la fertilidad, como el Strong Yoga4Fertiliy, que utiliza poses para nutrir los órganos reproductivos, calmar el sistema nervioso, relajar la mente y el cuerpo y ayudar a aumentar la fertilidad.

Yoga para la fertilidad

La investigación esclarece que el estrés crónico puede conducir a una variedad de problemas de salud, tanto físicos como psicológicos. Y el yoga ha sido reconocido como una forma efectiva de reducir el estrés y la ansiedad. Pero además, existen ciertas posturas de yoga que pueden ayudar a desintoxicar el cuerpo mientras se relajan los músculos y el tejido conectivo.

El yoga para la fertilidad se centra en mejorar el flujo sanguíneo y la circulación en la zona lumbar (plexo sacro), caderas, ingles y pelvis, que pueden ayudar en una función ginecológica más saludable. A medida que el cuerpo se relaja, la mente se calma. La respiración centrada ayuda al sistema nervioso y ayuda a reducir las hormonas del estrés, como el cortisol, que pueden obstaculizar la función de la hormona reproductiva.

Hay beneficios emocionales también. Aprender a escuchar a los ritmos naturales del cuerpo a través del yoga y la respiración puede traer un profundo sentido de la paz y la conexión con nuestra propia capacidad de curación innata. Una fuerte práctica de yoga puede ayudar a las mujeres y las parejas a sentirse más facultadas en su viaje hacia la concepción.

Las mejores posturas para la fertilidad

El posturas de yoga que mejor ayudan a la fertilidad tienen algunas cosas importantes en común. Las poses son:

  • Aumentar la circulación a los órganos reproductivos
  • Equilibrar las hormonas
  • Reducir el estrés

Puede que hayas oído que las inversiones como posturas de cabeza y hombro son poderosas para la fertilidad - se recomiendan porque pueden ayudar a equilibrar las hormonas. Pero ya que las inversiones y otras posturas de yoga avanzadas requieren supervisión, muchas veces no encabezan las listas.

Las siguientes cinco posiciones de yoga se puede hacer de manera segura, en la intimidad de tu propia casa:

Yoga para quedarse embarazada
  • Reclining Bound Angle Pose (Supta Baddha Konasana) - una postura reclinada que suaviza los órganos internos, se abre la pelvis, desahoga el corazón y calma la mente.
  • Postura Paloma Doble (Dwi Pada rajakapotasana) - una postura sentada que ayuda a liberar el trauma emocional almacenado en el músculo periformis, que vigila la puerta de entrada de la energía en las caderas.
  • Media Paloma Reclinable (Thread the Needle/Enhebrar la aguja) - una pose hecha sobre la espalda que ayuda a aliviar la tirantez en el cuerpo.
  • Postura Zapatero (Baddha Konasana) - una pose sentada que ayuda a abrir las caderas y aumenta la circulación en la pelvis.
  • Postura de ángulo sentada (Upavistha Konasana) - una pose sentada que estira los tendones de la corva y ayuda a que la sangre circule adecuadamente en la región pélvica.
  • Piernas sobre la pared (Viparita Karani) - una pose reparadora que ayuda a calmar el sistema nervioso y el ritmo cardíaco.

Las clases de yoga para la fertilidad especializadas son únicas porque ofrecen a los participantes la instrucción de expertos en asanas de yoga (posturas) y pranayama (técnicas de respiración) que nutren los órganos reproductores, calman el sistema nervioso y relajan tanto la mente como el cuerpo, ayudando a liberar la ansiedad y el estrés acumulado.