Yoga para la ansiedad

Todo el mundo sufre de ansiedad leve de vez en cuando, pero la ansiedad crónica tiene efectos devastadores en el cuerpo, drenando los recursos de energía y manteniendo el cuerpo en un constante estado de estrés. Los efectos de la ansiedad se multiplican cuando el cuerpo no se ejerce: la tensión en los músculos aumenta, la respiración sigue siendo constreñida la mayor parte del tiempo, y la mente no tiene ningún resto de los pensamientos y sentimientos de torbellino que alimentan la ansiedad.

Yoga para la ansiedad

El Yoga ayuda a acceder a una fuerza interior que permite hacer frente a los temores a veces abrumadores, frustraciones y desafíos de la vida cotidiana. Muchas de las clases del yoga para la ansiedad se centran en reducir el estrés existente en el cuerpo, trabajar la respiración y la mente mediante la construcción de habilidades de afrontamiento con una pequeña rutina diaria de ejercicio, respiración y meditación. Algunos ejercicios de yoga practicados diariamente (sobre todo si se hacen justo antes de la meditación) ayudan a regular la respiración y relajar el cuerpo mediante la suave liberación de la tensión que va desde los grandes grupos musculares al cerebro, llevando oxígeno y otros nutrientes, y aumentando la sensación de bienestar.

Las posturas del yoga para trabajar con todo el cuerpo, como la pose de sol, son particularmente útiles porque exhortan a respirar profunda y rítmicamente. Muchos de los ejercicios se pueden adaptar para que puedan hacerse incluso en una silla de oficina.

La técnica completa de la respiración es una necesidad para cualquier persona que se siente estresada a menudo. Una vez adquirida, la respiración completa se puede utilizar en cualquier lugar, en cualquier momento, para reducir la severidad de un ataque de pánico, para calmar la mente o para hacer frente a una situación difícil. Aprender a concentrarse simplemente en el sonido de la respiración al inhalar y exhalar de manera uniforme y sin problemas le ayudará con suavidad pero eficazmente a cambiar la atención de los sentimientos de ansiedad a las sensaciones de relajación.

La práctica diaria de la completa relajación y meditación también es esencial - incluso unos pocos minutos de meditación durante la jornada de trabajo pueden marcar una diferencia. Este entrenamiento diario para enfocar la mente en silencio te enseñará cómo callar conscientemente tu mente cada vez que te sientas abrumado. La meditación te pone en contacto con tus recursos internos, lo que significa una menor dependencia de los medicamentos, una mayor conciencia de sí mismo, y una vida más plena y más feliz.

Herramientas de Yoga contra la ansiedad

Yoga para combatir la ansiedad

Una de las herramientas más útiles de yoga para la ansiedad es una buena práctica de los asanas, que ayudan a quemar la energía nerviosa que puede contribuir a la ansiedad. Y una serie de prácticas de respiración, incluyendo la respiración abdominal y alargando la exhalación con respecto a la inhalación, ayudando a reducir los síntomas de la ansiedad. Los estudios científicos sugieren que respiración por la fosa nasal izquierda, puede reducir eficazmente los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo (y es probable que sea útil también para las formas menos extremas de ansiedad).

Además, la práctica regular tanto de asanas y pranayama conduce a una mayor sensibilidad interna, que puede permitir a los yoguis y yoguines detectar el primer destello de un ataque de ansiedad o pánico y responder con las herramientas del yoga pudiendo hacer frente al problema. Contra más rápido se puede intervenir en el proceso, mayor será la eficacia probable.

Para los estudiantes que lo tienen a su alcance, las prácticas bhakti de yoga tales como la oración, el canto y el canto devocional pueden ser muy terapéuticos para la ansiedad. A más largo plazo, la meditación y el auto-estudio o svadhyaya ofrecen la esperanza de llegar a las causas profundas del problema. A través de la meditación tal vez más que cualquier otra herramienta de yoga, puedes comenzar a ver lo ocupada y compleja que es nuestra mente, y a comprender mejor algunos de los trucos que juega. Muchas personas no se dan cuenta cómo los pensamientos repetitivos, de los que generalmente no son conscientes, estan favoreciendo a sus preocupaciones. Conseguir que los estudiantes comiencen a ver con claridad este patrón, a menudo, es el primer paso para llevarlo bajo un mayor control.