Yoga para adelgazar piernas y brazos

Yoga para adelgazar piernas

La zona de los muslos, especialmente el muslo interno, puede ser una de las zonas más difíciles para tonificar del cuerpo. Prueba estos ejercicios de yoga para adelgazar las piernas que va dirigido a los muslos internos y externos.

Yoga para adelgazar piernas

Con estas posturas de yoga para adelgazar y tonificar las piernas notarás como se fortalecen y tonifican con cada movimiento.

  • Warrior I: Empezamos en la posición Down Dog. Pasamos el pie derecho hacia adelante entre las manos, hacemos girar el talón izquierdo hacia atrás con el pie ligeramente en ángulo hacia fuera, presionando en los pies, hacemos llegar al techo los brazos enmarcando nuestra cara. Respirar en esta posición 5 respiraciones profundas. Repetir la misma posición en el lado izquierdo.
  • Warrior II: Empezamos en la posición Down Dog. Pasamos el pie derecho hacia adelante entre las manos, giramos el talón izquierdo hacia abajo con el pie ligeramente inclinada hacia fuera. Como un "molino de viento" abrimos los brazos como si fueran astas, y hacemos llegar el brazo izquierdo hacia la parte posterior de la estera y el brazo derecho hacia la parte delantera de la estera. Doblamos la rodilla derecha, manteniéndola en línea con el tobillo derecho. Respiramos 5 respiraciones profundas en esta posición y repetimos con el otro lado.
  • Triángulo: Desde la posición del Warrior II, alargamos la pierna derecha para que ambas piernas queden rectas. Inclinamos el torso hacia delante sobre la pierna delantera, manteniendo ambos lados del torso alargados. Descansamos la mano derecha en la espinilla o, si te sientes cómodo, llevamoas los dedos hasta el suelo. Apoyamos la espalda, los hombros abiertos, y extendemos el brazo izquierdo por encima de los hombros. Nos quedamos aquí durante 5 respiraciones largas y profundas. Repetimos al otro lado.
  • Warrior III: Desde una posición de pie, nos inclinamos hacia delante llevando las manos al suelo alineadas con los hombros. O nos colocamos en bloque sin nos sentimos demasiado lejos del suelo. Transferimos el peso hacia el pie izquierdo, doblando ligeramente la rodilla izquierda, y haciendo flotar la pierna derecha arriba, por detrás del cuerpo la levantamos del suelo. Accedemos a través del talón derecho y rotamos internamente el muslo derecho para que los dedos del pie apunten hacia el suelo. Si te sientes seguro y firme, levanta las manos del suelo y únelas en el centro del pecho. Nos quedamos en esta posición para adelgazar las piernas durante 5 respiraciones profundas. Repetimos con la pierna izquierda también.
  • Half Moon (Media luna): Del Warrior III, apoyamos la punta de los dedos de la mano derecha en el suelo abriéndolos como una flor. A la altura del hombro derecho, con la cadera izquierda abierta en la parte superior de la derecha, y girando el torso hacia la izquierda. Extendemos el brazo izquierdo hacia arriba y miramos hacia los dedos de la mano izquierda. Nos quedamos en la posición durante 5 respiraciones largas y profundas. Repetimos en el otro lado.
  • Revolved hand to foot (Giro de mano a pie): De pie, abrazamos la rodilla izquierda hacia el pecho, y agarramos el pie izquierdo exterior con la mano derecha. Llevamos el brazo izquierdo hacia la parte posterior de la estera y extendemos lentamente la pierna izquierda al mismo tiempo mientras nos sentimos cómodos hacia el frente de la estera. Aguantamos 5 respiraciones profundas. Repetimos en el otro lado.
  • Half Chair-Half Ankle to Knee (Silla con tobillo a rodilla): De pie, doblamos las rodillas, hundiendo las caderas hacia atrás y levantamos los brazos al techo. Cruzamos el tobillo derecho sobre la rodilla izquierda (flexionando el pie derecho para proteger la rodilla) y respiramos durante 5 respiraciones profundas. Repetimos con el tobillo izquierdo sobre la rodilla derecha para que esta postura de yoga tonifique ambas piernas.
  • Eagle (Águila): Estando de pie, abrazamos la rodilla derecha hacia el pecho. Doblamos la rodilla izquierda ligeramente y cruzamos la pierna derecha alrededor de la pierna izquierda, enganchando el pie derecho en cualquier parte de la pierna izquierda. Envolvemos el brazo derecho bajo el brazo izquierdo. Nos sentamos tan abajo como nos sea posible y levantamos los brazos mientras mantenemos el equilibrio, alcanzando los codos y las puntas de los dedos hacia arriba y lejos de la cara. Nos quedamos durante 5 respiraciones largas y profundas. Descansamos y repetimos con la otra pierna.
  • Wheel (Rueda): Nos acostamos de espaldas con las rodillas dobladas y los pies en la anchura de las caderas. Doblamos los codos y colocamos las manos a cada lado de la cabeza a la anchura de los hombros, con los dedos apuntando hacia los hombros. Presionando con los pies y las manos por igual, levantamos las caderas y alargamos los brazos. Seguimos impulsándonos con los pies a través de los dedos gordos y llevamos el pecho más lejos de los pies. Nos quedamos aquí por 5 respiraciones profundas. Debemos asegurarnos de meter la barbilla hacia el pecho antes de bajar hacia la posición horizontal de nuevo lentamente.

Yoga para adelgazar brazos

Yoga para adelgazar brazos

De cara al buen tiempo, nunca es demasiado tarde para tonificar los brazos. Si estás aburrido de tu rutina, por lo general, de pesas de gimnasia, puedes dar un salto hacia una estera de yoga y hacer estas cinco posturas básicas de yoga para adelgazar los brazos. Estos ejercicios van dirigidos hacia los brazos y la espalda superior, y además, también se trabajará el núcleo, dejándolo más fuerte y esculpido.

  • Downward Facing Dog (Perro boca abajo): Colócate en posición de V invertida, apoyándote en las manos y los pies, con los brazos y las piernas rectas. Mantente en la posición de perro boca abajo durante cinco respiraciones. Mantén los hombros paralelos con el suelo, levanta la pierna derecha hacia el aire, aguantando tu cuerpo con tus otras tres "patas de perro". Sostén aquí durante cinco respiraciones y luego cambia de lado, sosteniéndote con la pierna izquierda levantada.
  • Quarter Dog: Desde la posición del Perro boca abajo (Downward Facing Dog), bajamos los codos apoyándolos en la estera, consiguiendo la postura del Quarter Dog. Esta variación es fácil para las muñecas, pero dura para la parte superior del cuerpo. Seguimos presionando los talones hacia el suelo, sosteniéndonos aquí durante cinco respiraciones profundas.
  • Plank (tablón): Después de hacer el perro boca abajo, nos movemos hacia la posición de Plank (parte superior de un push-up). Mantenemos la posición durante cinco respiraciones, manteniendo a través de este movimiento de yoga los abdominales apretados. Manteniendo los hombros por encima de las muñecas, llevamos la rodilla derecha hacia el pecho, sosteniendo por otras cinco respiraciones. Luego cambiamos de pierna, y aguantamos otras cinco. Regresamos a la posición del perro abajo (Down Dog).
  • Sage (salvia): Desde la posición del perro boca abajo, movemos la mano derecha hacia la izquierda por lo que las unimos en el centro superior de la colchoneta. Rodamos encima hacia el lado derecho y plantamos el talón derecho hacia abajo, en equilibrio sobre el borde exterior del pie derecho, manteniendo la posición de Sage. Si esto es demasiado duro, doblamos la rodilla izquierda y colocamos el pie izquierdo sobre el suelo delante de la pierna derecha para apoyarnos y repartir el peso del cuerpo. Después de cinco respiraciones, levantamos la pierna izquierda en el aire y el brazo arriba, plantando la planta del pie derecho firmemente en el tatami, consiguiendo la postura de Balancing Star (Estrella equilibrada). Mantenemos la posición durante otros cinco respiraciones. Soltamos el brazo izquierdo hacia abajo, volviendo a la posición del Perro hacia abajo. Repetimos estas dos posturas en el lado izquierdo. Luego regresamos al perro hacia abajo.
  • Four-Limbed Staff: Desde la posición del Perro boca abajo, desplazamos el peso hacia delante para que los hombros estén por encima de las muñecas (posición de flexión de brazos superior). Al exhalar, flexionamos los codos detrás de la parte posterior del cuerpo, bajando lentamente hacia las cuatro extremidades (Four-Limbed Staff). Mantenemos los abdominales apretados y el cuerpo en una línea recta, sosteniendo durante cinco respiraciones profundas. Si esto es demasiado difícil, descansamos una o ambas rodillas en el suelo.